La verdad está en los gráficos.


domingo, 16 de julio de 2017

Duro Felguera, entre la espada y la pared.


Duro Felguera es uno de esos chicharros clásicos, tan deseado por aquellos inversores con muy poco capital y que esperan tener la suerte de cara. Sin embargo, la suerte nunca está a favor de los que creen o tienen Fe sino de quien/es pone/n más dinero sobre la mesa.  Más allá de esta reflexión este valor tiene una tendencia bajista principal a prueba de bombas, un simple vistazo al gráfico  adjunto no deja lugar a dudas.

A lo largo del 2013 – 2014 se formó un techo en rectángulo (lateral) entre los 4,18€ (soporte) y los 4,76€ (resistencia). Sin embargo, el que se hubiera fijado bien en el gráfico habría visto que anteriormente entre el 2010 y el 2011 el precio había tenido muchos problemas para mantenerse sobre los 4,50€. Aunque seguramente más de uno pensó que esta vez sería distinto y al moverse en lateral y siguiendo las instrucciones del análisis técnico lo más probable es que hubiera una ruptura alcista del rectángulo, a favor de la tendencia previa, como bien dice la teoría.

Pero como siempre recalco el análisis técnico se basa en probabilidades, no en certezas, y muchos menos en ponernos en manos de la providencia, pues el mercado es ateo y las plegarias de nada nos valdrán si nos hemos equivocado de caballo ganador.

Así en agosto del 2014 llego el desenlace y con ella la ruptura bajista del lateral, pasando ese mismo año de alcanzar un máximo anual en los  4,88€ último intento por romper en gráfico mensual el lateral a caer hasta los 0,48€ en junio de este año. Estamos hablando de una depreciación del 90,16% en poco menos de tres años, un auténtico tsunami que haría desaparecer los ahorros de muchos pequeños inversores y convertir a otros tantos es esclavos forzosos del largo plazo.

Tras tocar fondo, en este pasado mes de junio el precio ha intentado mantenerse por encima de los 0,50€. Objetivo conseguido al menos en las últimas 5 semanas en las cuales los alcistas intentan no perder los 0,55€ y presionan por doblegar los 0,60€. Tarea esta ardua porque los bajistas siguen presionando, saben que la tendencia está a su favor y por si esto fuera poco argumento para un inversor seguidor del análisis técnico el pasado mes de mayo el precio confirmaba la ruptura del triángulo descendente que pueden ver en el gráfico adjunto, con un objetivo teórico en los 0,25€.

De plasmarse en la realidad esta situación conduciría el precio de la acción a una vuelta al 2002, durante los primeros años de este siglo se podía apreciar un suelo durmiente, el tesoro más buscado por los cazadores de gangas con miras a obtener un gran beneficio en el largo plazo y la verdad es que quienes compraron sobre los 0,30€ vieron como la apreciación de la acción subía como la espuma. Desgraciadamente esos eran otros tiempos y en esos momentos se estaba gestando la burbuja financiera e inmobiliaria, y en este caso le condujo hasta los 3,57€. Hablo de que en apenas 3 años vieron cómo se apreciaban sus acciones un 1.090% vamos que les tocó la lotería.

No obstante, hay que centrarse en el presente. En el más estricto corto plazo está consolidando entre los 0,55€ - 0,70€ pero como decía con muchos problemas para doblegar los 0,60€. Los alcistas se la juegan a una carta, perder los 0,55€ les conduciría a caer hasta 0,40€. No olvidemos que esta consolidando, es decir se está moviendo en lateral y el rango (altura) son 0,15€ y este sería la proyección teórica. Lo que nos pondría a tiro los 0,25€ objetivo teórico por ruptura del triángulo descendente, al estar nuevamente en caída libre.

Todo malas noticias y todo dependerá de los 0,55€ y una confirmación por debajo de los 0,48€ es una señal para salir corriendo y sálvese quien pueda porque el barco se hundiría y lo mejor que podría ocurrir es que el precio se volviera a mover en un suelo durmiente o redondeado, como gusten ustedes.

Si los alcistas consiguen mantenerse a flote sobre los 0,55€ y rompen a alza los 0,70€ a ser posible en cierre semanal la posibilidad de un pullback a los 1,01€ antiguo soporte del triángulo descendente ganaría muchos puntos. Este no es un valor para cualquiera hay que ser muy disciplinado y si alguien se la quiere jugar buscando un pullback mi consejo es cerrar si el precio cae al tick por debajo de los 0,55€ y un objetivo en los 1€, no está nada mal la idea, si compramos a 0,60€ vamos a perder unos 0,06€ y a cambio podríamos ganar 0,40€.

Pero no os dejéis llevar por la codicia, es solo una idea, la tendencia principal es bajista y según el análisis técnico debemos abrir posiciones a favor de ella, por ende la idea de comprar en este momento está totalmente descartada. Quiero que lo tengáis muy claro, este valor no es para tenerlo en cartera, cualquier entrada contra tendencia como la que he comentado anteriormente no es válida según el análisis técnico, solo apta para PROFESIONALES o adictos a las emociones fuertes pero muy disciplinados.

Para concluir la tendencia de Duro Felguera es bajista y tiene un objetivo teórico en los 0,25€. ¿Puede producirse un pullback? Según la teoría SI pero esta suele rondar el 50%, punto arriba punto abajo, es decir es como echar una moneda al aire. Por favor, si entráis largo en un chicharro, sea cual sea, poner el Stop Loss, más vale tener una perdida pequeña que perder todo nuestro capital o quedarnos pillados para legar las acciones a nuestros nietos.

domingo, 4 de junio de 2017

SACYR, los alcistas mandan a pesar del fallo en zona de resistencia.


A partir de junio del 2.016 y tras formarse un doble suelo Sacyr volvía a sonreír. Dejando atrás un pasado que le había conducido al averno. Un valor donde los bajistas campaban a sus anchas y todo signo de recuperación era inmediatamente anulado por las manadas de osos, siempre ansiosas por destrozar cualquier rayo de esperanza alcista. Aunque muchos inversores se  centran erróneamente en el corto plazo nunca debemos de olvidar de donde viene.
Sacyr alcanzó su máximo histórico en los 40,24€ allá por el año 2.007, a las puertas del estallido de la burbuja financiera y del ladrillo. El crack fue desolador para este valor español que rápidamente iniciaría un viaje a las profundidades de la desesperación y la angustia de aquellos pobres diablos que dejaron en manos de la avaricia y la especulación todos sus ahorros. Tras varios años de dolor y alguna breve luz de esperanza las caídas no tocaron suelo hasta mayo del 2.012 alcanzado los 0,914€ por acción. Les recuerdo que 5 años atrás cotizaba a un precio de 40€, un escenario desolador.
La formación de un doble suelo entre mayo y julio del 2.012 catapulto a Sacyr hasta los 5,117€ por acción, máximo del 2.014. Volviendo a ser presa de los despiadados bajistas y aunque los alcistas les plantaron cara los descensos se impusieron hasta alcanzar los 1,174€ mínimo anual del 2.016. Nuevamente los alcistas habían formado con muchísimo esfuerzo un doble suelo entre los meses de febrero y junio de ese mismo año.  Solo restaba una confirmación para dar alas a los alcistas y dejar atrás la posibilidad de que solo estuvieran asistiendo a un simple rebote. Confirmación que llegaría en la primera semana de octubre y que dejaba un objetivo teórico por confirmación de doble suelo en los 2,70€.
Pero no solo la confirmación del doble suelo era un revulsivo para los alcistas, sino además se encontraron con otra buena señal tras confirmarse a mediados de diciembre un segundo impulso alcista de Fibonacci, con un objetivo teórico en los 2,73€. El fruto de estos dos patrones chartistas no se alcanzarían hasta este año. Durante estas dos últimas semanas se alcanzaban ambos objetivos. El 25 de mayo el precio alcanzaba su objetivo teórico por un doble suelo y el 29 de mayo el objetivo por un 2º impulso alcista de Fibonacci. 
Si observan el gráfico adjunto en cierre semanal pueden comprobar como el precio desde los mínimos del 2.016 se ha ido moviendo perfectamente en un movimiento en Zig – Zag (Impulso – Corrección). Esta semana alcanzaba un nuevo máximo anual en los 2,795€ tropezando con la resistencia de los 2,80€ haciéndole retroceder tras tres semanas de total dominio alcista. Este hecho ha impedido al menos de momento la activación de un tercer impulso que le daría un nuevo recorrido alcista hasta los 3,125€ (objetivo teórico).
Como he dicho anteriormente “de momento” si el precio consiguiera por la razón que sea cerrar por encima de los 2.732€ en cierre semanal tendríamos una señal para abrir o aumentar posiciones largas, buscando el objetivo teórico mencionado anteriormente. En este momento hay que tener muy en cuenta que la tendencia principal es alcista, la secuencia de máximos y mínimos a lo largo de los últimos doce meses no deja lugar a dudas. Obviamente, la perdida de los 2,18€ o una nueva secuencia de máximos y mínimos descendentes cambiaría el escenario de alcista a bajista.

Mientras esta posibilidad no se haga patente la recomendación por análisis técnico es mantener, aprovechando las correcciones para comprar o aumentar (buy on dips). Insisto mientras no cambie la tendencia y si el precio en cierre semanal cierra por encima de los 2,73€ tenemos señal de comprar para buscar los 3,125€ como objetivo de un tercer impulso alcista de Fibonacci. Aunque debo prevenirles que alcanzar este objetivo no suele ser tan frecuente o habitual como el objetivo por un segundo impulso pero esto no quiere decir que el precio no pueda alcanzarlo simplemente las probabilidades se reducen.

Aunque todo dependerá de la fortaleza de la tendencia, bien podría no solo alcanzar los 3,12€ sino además ir más allá, es lo que se llamaría dilatación alcista y que apoyada por una fuerte tendencia podría conducirle hasta un máximo en los 3,70€. Pero, vamos a ir paso a paso, solo estoy exponiéndoles lo que podría ocurrir en un escenario idealizado. En este momento, debemos mantener los pies en el suelo y ceñirnos a lo que tenemos. Soñar es fácil y gratis.



miércoles, 31 de mayo de 2017

ExxonMobil vuelta al soporte del lateral.


ExxonMobil vivió uno de sus peores momentos entre el 2.014 – 2.015. Pasando de valer la acción 104,76$ (máx. histórico) a caer hasta los 66,55$ (mín. anual 2.015) una depreciación del 36,47% en solo un año. Retrocediendo en el tiempo hasta el 2.011, dejando en pañales la teoría Buy & Hold. Desde los mínimos del 2.015 volveríamos a vivir una experiencia similar a la comentada anteriormente, donde tras una euforia desmedida le condujo a alcanzar los 87,44$ en noviembre del 2.015 para volver a caer hasta los 71,55$ mínimo anual del 2.016, dejándose en la caída un 18,17%.

Sin embargo, los coletazos que se produjeron entre los 70$ - 75$ evidenciaban la debilidad de los bajistas. Situación que tras varias semanas de incertidumbre los alcistas aprovecharían para volver a la carga, aupando el precio de la acción hasta los 95,55$ máximos del 2.016 Curiosamente esto se produjo en el mes de julio que en términos generales fue el pistoletazo para un nuevo movimiento alcista en la renta variable a nivel global. Sin embargo, ExxonMobil volvía a las andadas y los bajistas volvían a reinar a pesar de la victoria de Donald Trump.

Llegados el 2.017 la situación no mejoraba y tras un periodo de descensos el precio comenzaba a evidenciar un movimiento lateral entre los 80,30$ - 84,16$. Situación que a 1 de junio no ha cambiado. Durante el mes de mayo hemos visto una lucha cruenta por los 83$ pero todos los ataques alcistas fueron respondidos por contraataques bajistas. Provocando en estos últimos días que las hordas alcistas hayan tirado la toalla, dejando las puertas abiertas a los bajistas para conducir el precio hasta el mismísimo soporte del lateral, cerrando el 31 de mayo en los 80,50$

Todo lo dicho anteriormente se resume de la siguiente forma. La tendencia de largo plazo es bajista, la de medio plazo es lateral, tal y como pueden comprobar en el gráfico adjunto a este análisis y la tendencia de corto plazo es bajista. En este 2.017 se ha depreciado el valor de la acción un 10,81%. En este momento es primordial vigilar el soporte los 80,30$ su perdida podría desembocar en otro golpe bajista que podría conducir al precio de la acción hasta los 76,5$ objetivo teórico mínimo por ruptura de lateral. Recomendado no entrar a la más mínima ruptura sino usar algún filtro para reducir la posibilidad de una falsa ruptura.

Para finalizar y para aquellos que estén cortos les recomendaría situar el stop loss en los 82,89$ al tick. Al resto de inversores les sugiero permanecer fuera de este valor, a excepción de la confirmación de la ruptura del lateral, en el caso de que alguien piense en abrir posiciones largas apoyándose en el soporte del lateral le sugiero encarecidamente el uso de stop loss.

lunes, 24 de abril de 2017

Nasdaq, Dax y Merval un lunes inolvidable para los alcistas.

El Nasdaq 100 marcaba un nuevo máximo histórico en los 5.513,5713 puntos.


El DAX también cerraba ayer con un nuevo máximo histórico en los 12.456,18 puntos.


Las subidas de ayer tambien beneficiaron al índice Merval de Argentina con una subida del 1,93%.


lunes, 17 de abril de 2017

Danone, los alcistas buscan volver a los 70€.


Es un valor alcista en el largo, medio y corto plazo. Desde el 2010 el precio está oscilando en un perfecto canal alcista. Este situación no solo permite a los alcistas ver como la rentabilidad de sus acciones se incrementa sino que además permite a traders y especuladores de corto plazo jugar tanto a alza, como a la baja. Sin embargo, hay una zona de juego muy bien definida y está entre los 58€ y los 60,45€. Este rango de precios fue zona de resistencia entre los años 2007 – 2008, y posteriormente en el 2013.

Esta zona de resistencia, fue muy bien aprovechada por los bajistas, consiguiendo correcciones de hasta el 76.8% del impulso alcista precedente, curiosamente, una y otra vez, algo muy poco habitual.

Sin embargo, la zona de resistencia fue doblegada en noviembre del 2015 pero las visitas a la antigua zona de resistencia y que pasó a ser zona de soporte han sido en incontables ocasiones. Pero todos los ataques bajistas se estrellaban contra este muro defensivo, dando paso a contraataques alcistas que conducirían el precio de la acción por encima de los 70€ durante los meses de agosto y septiembre del 2016, marcando un máximo histórico en los 70,53€

A pesar de ellos los alcistas no conseguían doblegar los 70€ y como viene siendo habitual los bajistas volvían a hacer de las suyas, haciendo caer el precio de la acción una vez más a la zona de soporte entre los 58€ - 60€. El empuje por romper la zona de soporte fue titánico y prueba de ello es que durante los meses comprendidos entre noviembre del 2016 y febrero del 2017 los bajistas no dejaron de intentarlo hasta la extenuación.

Pasándoles factura y en febrero de este año los alcistas volvían a retomar el mando, bien protegidos por la inexpugnable zona de soporte. Así de momento llevamos dos meses consecutivos con cierres ascendentes y solo nos falta ver el cierre mensual de abril, que a 17 de abril se mantiene en positivo.

En el corto plazo tenemos activado un objetivo teórico en los 66,11€ por ruptura de un lateral formado entre noviembre del 2016 y febrero del 2017. Esto es en principio una buena noticia ya que teóricamente tenemos vía libre hasta la zona de resistencia de corto plazo en los 66€ y de superarse nos conduciría a la resistencia del canal alcista, ahora mismo alrededor de los 72€. Pero como siempre digo paso a paso. Para mí en el más estricto corto plazo hay que estar pendiente de los 64,46€, de superarse alcanzar el objetivo en los 66,11€ sería un hecho. De lo contrario los bajistas podrían volver a hacer de las suyas.

Por ello, hay que vigilar los 62,77€ su perdida cambiaría el aspecto alcista de corto plazo y estaríamos en principio ante un fallo alcista, puesto que los alcistas habrían fallado a la hora de conducir el precio hacia la resistencia del canal. De momento hay que ceñirse a los hechos y la realidad de DANONE es que su tendencia principal es alcista e incluso en el alocado corto plazo. Las correcciones siempre son una buena oportunidad para entrar largo (comprar), con una zona de soporte que ha demostrado ser muy fiable y a la cual debemos de añadir la cercanía del soporte del canal alcista.

Por tanto, si los bajistas quieren conseguir algo más allá de una simple corrección deberán de armarse muy bien.

El gráfico adjunto es mensual y en escala logarítmica.
Danone.

Walt Disney: Incertidumbre ante la resistencia de los 115$.


Hace casi 7 meses que publique un análisis sobre este valor, por aquel entonces el precio de la acción estaba en los 92,73$ y en estaba finalizando su fase correctiva. Mi recomendación fue tajante “COMPRAR”, aprovecharnos de la corrección para auparnos a lomos de la tendencia principal. Tanto en aquel momento, como en actual la tendencia principal es alcista. Y basándonos en el análisis técnico tenemos que abrir posiciones a favor de la tendencia, ¿nos podemos equivocar? Si, por supuesto que nos podemos equivocar pero basándonos en las probabilidades que es en lo que se basa el análisis técnico, chartista o como queramos llamarlo es más probable que acertemos a equivocarnos. Quien por aquel entonces hubiera seguido mi recomendación a cierre del 13 de abril tendría una rentabilidad del 22,07%.

Pero el camino no fue fácil en aquel momento, lejano parecía los 122,08$ máximo histórico de Walt Disney Company, allá por agosto del 2015 y que pasó del mencionado máximo histórico a marcar en pocos días y durante ese mes de agosto un mínimo en los 90$. Eso representaba una depreciación del 26,28%, impresionante caída, aunque antes del cierre mensual lograría recuperar parte de lo perdido y cerrar en los 101,88$. El motivo nada tuvo que ver con una mala gestión sino con una situación externa y que arroyo la renta variable global.

La sangría en Disney no se detendría hasta los 86,25$ mínimo anual del 2016. Punto de inflexión que vendría acompañado de un martillo en gráfico semanal y justamente en el 38,2% de Fibonacci de todo el impulso alcista comprendido entre octubre del 2011 y agosto del 2015. Este martillo muy habitual de encontrar a principios de febrero en muchos valores de renta variable puso fin a la tendencia bajista precedente pero las alegrías, en este valor no dudaría mucho y los 105$ sería una muralla inexpugnable de romper por los alcistas.

Situación que sería aprovechada por los alcistas para un nuevo contraataque pero una vez más los 90$ actuó como un rompeolas y las huestes bajistas se deshicieron.  Y con la victoria de Donald Trump  en noviembre el precio de la acción se disparaba. Frenándose el avance ante los 110$ y durante el pasado mes de febrero los alcistas se tomaban un respiro merecido. Envalentonados los alcistas y con las fuerzas renovadas en el mes de marzo volvían a cerrarlo con ascensos aunque esta vez no con la inusitada fuerza mostrada durante los meses comprendidos entre noviembre del 2016 y enero del 2017.

Este hecho tiene como motivo la resistencia de los 115$ que es la puerta que da acceso directo a máximos históricos y como añadido problemas geopolíticos. Así durante este mes de marzo, el precio se está moviendo en un estrecho canal alcista y la semana pasada a pesar de ser nefasta para los mercados bursátiles de EEUU Walt Disney conseguía cerrar en positivo y macar un nuevo máximo anual en los 114,2501$. No obstante, insisto el precio está muy parado ante los 115$, hay dos posibilidades. La primera que los alcistas estén preparando el asalto para romper la resistencia (115$) o segunda posibilidad iniciar una corrección para recuperar fuerzas y volver con la mira puesta en los máximos históricos.

En el corto plazo hay que vigilar los 105$, es zona de soporte y además coincide con el 38,2% de Fibonacci de todo el impulso alcista, comprendido entre el 14 de octubre del 2016 y el 13 de abril del 2017.  Para los que hacéis Swing Trading tenéis que vigilar los 111,99$ si estáis largos. Para los de largo plazo mientras el precio este por encima de los 90$ la estructura de fondo se mantiene alcista. Por último, las recomendaciones de los analistas que siguen este valor es sobreponderar, con objetivo en los 127$ (Fuente: Bloomberg).

Walt Disney en gráfico mensual.

domingo, 26 de marzo de 2017

Análisis Técnico de Daimler AG.


Recientemente presentaba los resultados del ejercicio 2016. Donde se puede constatar una evolución ascendente, entre ellos la venta de más de 3 millones de vehículos, un +5% por encima del año 2015, nuevo record histórico para la multinacional germana. Obteniendo unos ingresos por valor de 153,261 millones de euros, un beneficio neto de 8,784 millones de euros, un free cash flow de 3,784 millones de euros y un EBIT de 12,902 millones de euros. Además el dividendo a cuenta del ejercicio del 2016 es de 3,25€/acción, lo que supone una distribución de 3,477 millones de euros. El próximo dividendo será pagado el 3 de abril.

Dejando a un lado los datos económicos voy a centrarme en su gráfico (chart). Daimler al igual que muchas otras empresas a nivel mundial alcanzó su máxima cotización en marzo del 2015, en los 96,07€, máximo histórico. Comenzando en ese instante a caer por la devaluación de yuan chino, hasta llegar a los 50,83€ en julio del 2016. Y cuya vela semanal nos dejó una pauta de martillo, confirmada la semana posterior y que conduciría el precio de la acción hasta los 73,23€ máximo anual (2016). Lo que suponía un subida del 44,07% desde el mínimo hasta el máximo.

Sin embargo los ascensos frenaron en seco al no poder los alcistas confirmar la ruptura de la resistencia de los 71,31€. Situación que le llevaría a una leve corrección hasta los 66,13€ mínimo anual (2017). Esta semana pasada los ascensos volvían pero en la sesión de jueves (22) y viernes (23) los ascensos volvieron a frenarse ante la resistencia de los 71,31€. Esto evidencia, en el corto plazo, la incapacidad de los alcistas a la hora de enfrentarse a la resistencia y cuya ruptura es fundamental para aspirar a los 78,84€ siguiente resistencia importante y que además coincide con el objetivo medio propuesto por los analistas de inversión, en concreto los 78€ y cuya recomendación es sobreponderar. Una vez más los objetivos por análisis fundamental van de la mano con los del análisis técnico.

 Pero claro para pensar en los 78,84€ primero hay que destrozar la resistencia de los 71,31€. Siempre paso a paso que las emociones pueden conducirnos a castillos de humo. En el corto plazo hay que vigilar los 66,13€ que es el soporte más cercano y su perdida confirmaría un cambio de tendencia en el corto plazo y cuya siguiente parada (soporte) serían los 60€.  No obstante, mi recomendación es mantener, mientras no se pierdan los 66,13€ con miras puestas en los 78,84€ siempre y cuando nos dé permiso la resistencia de los 71,31€.
Daimler en gráfico semanal.

miércoles, 8 de marzo de 2017

ASML Holding, la naranja mecánica.


ASML Holding es una empresa holandesa que cotiza en los índices AEX, Euronext, Eurostoxx 50 y Nasdaq. ASML está englobada en el sector de los semiconductores, donde es una de las grandes empresas, de referencia. El pasado 8 de febrero publicaba sus resultados del 2016, dejando patente su gran fortaleza. Prueba de ello era que volvía a alcanzar un nuevo record de ventas por valor de 6.795€ millones. Repartieron 446 millones de € en dividendos, el pago fue de 1,02€ por acción. Para este 2017 los responsables de ASML desean incrementar el dividendo hasta los 1,20€ aunque Goldman Sachs cree que podrían llegar a los 1,27€. Por otro lado aumentaron su autocartera en otros 400€ millones, aunque para este 2017 van a pausar la recompra de acciones.

Pero ASML no es una empresa conformista y avalada por sus números y por todo el sector que lleva unos años sin parar de ascender espera un gran crecimiento a lo largo de la próxima década. ASML se divide en 4 segmentos: Servicios, Fundición, IDM y Memorias. Ofreciendo unos datos muy alentadores que la hacen muy apetecible para muchos analistas. Y no es de extrañar pues se espera que en este primer trimestre del 2017 se alcancen unas ventas netas de 1.800 millones de euros.

Los analistas que sigue ASML consideran que podría alcanzar su acción los 140€, algo no de extrañar pues de momento ha superado con gran facilidad cada uno de los objetivos de precio que se le auguraban. La recomendación para este valor es sobreponderar, su anterior recomendación fue mantener.

Tras estos datos, pasaré al análisis técnico y sinceramente este es la acción con la que cualquier especulador, inversor o trader sueña. Para poner los dientes largos a más de uno y en un claro guiño al value investing les diré que en 2002 marcó un mínimo en los 6,66€. Este fue el punto y final al mercado bajista iniciado en el año 2000 tras el estallido de la burbuja de las “puntocom”, cuando en marzo del año 2000 alcanzó su máximo histórico en los 67,53€. Y aunque intento aguantar el tsunami finalmente la formación de un doble techo y su posterior confirmación le condujo al inferno, depreciándose el precio de la acción y en menos de tres años cayó un 90,14% hasta alcanzar los 6,66€.

Pero como decía anteriormente este fue un valor perfecto para los seguidores del value investing, acostumbrados a luchar contra todos. Y es que ASML desde su mínimo en los 6,66€, mínimo del 2002, hasta ayer 9 de marzo el precio de la acción se ha apreciado un 1.616,97% en 15 años, el sueño de todo value Investor. Este pasado año 2016 la acción cerraba el año con una subida del 29,21% apoyado por un doble suelo, formado durante el 2015 y 2016 y fácilmente distinguible en gráfico mensual y semanal con un objetivo teórico mínimo en los 110,50€. Alcanzando su objetivo tras ciertos titubeos ante los 100€ que actuaba como resistencia.

Pero en diciembre los alcistas volvieron a la carga, destrozando la línea defensiva de los 100€ y por si esto fuera poco rompían el anterior máximo histórico, alcanzado en 2015, en los 104,85€. El torbellino alcista no se detuvo hasta alcanzar los 120,60€ actual máximo histórico. Se podría decir que desde finales del 2015 el precio se ha ido moviendo en un canal alcista, exceptuando como dije anteriormente el tramo que estuvo frenado ante los 100€ que actuaban como resistencia de un movimiento lateral, comprendido entre los meses de julio a diciembre, finalmente la resistencia de los mencionados 100€  se desmorono, dando paso un objetivo teórico mínimo por ruptura de lateral, en los 110,60€. Es decir nos conducía al objetivo teórico de la formación del doble suelo, anteriormente comentada.

En estas tres últimas semanas, tras alcanzar su máximo histórico en los 120,60€ la necesidad de un respiro ha provocado una corrección de corto plazo, de momento que nadie se alarme, las tendencias nunca son verticales, sino en zigzag o como también se les suele llamar dientes de sierras o si aún siguen sin comprenderlo les diré que las tendencias sean alcistas o bajistas se forman con impulsos y correcciones, impulso, corrección, impulso, corrección, da lo mismo si la tendencia es alcista o bajista. De momento a 9 de marzo tenemos al precio muy cerca de la antigua resistencia del canal alcista, que ahora debería actuar como soporte.

 Si este cediera la zona más importante y por ende una buena zona para comprar sería los 102,45€ - 104,80€ zona de máximos del 2015 y muy cerca de los 100€ que fue una resistencia dura de romper este pasado 2016. Una vuelta a la zona de soporte sería interesante pues tendríamos un throwback que es una vuelta para tantear la fiabilidad de una antigua resistencia y que posteriormente debería de actuar como soporte o al menos eso se espera, según la teoría, aunque no siempre aguantan el envite bajista. A pesar de ello hay que tener en cuenta que este valor es alcista, tanto en el largo como en el medio plazo y en este último es en el que nos tenemos que fijar los que seguimos el análisis técnico, ya que una de las leyes principales es operar a favor de la tendencia y por ende aprovecharemos las correcciones para abrir o aumentar nuestra posición. Ponernos bajistas es hoy por hoy una operativa contratendencia y por tanto no recomendable. Como suelo recomendar en estos caso “buy on dips”, comprar en las correcciones.
El gráfico adjunto es semanal.



miércoles, 1 de marzo de 2017

Análisis Técnico de McDonald's


McDonald’s Corporación opera y franquicia los restaurantes de comida rápida McDonald’s. Tiene aproximadamente 36525 restaurantes, repartidos en más de  120 países de los cuales 6.444 son íntegramente propiedad de McDonad’s. El resto operan como franquicias o afiliados. El consenso de 31 analistas que vigilan este valor es de mantener, con un objetivo medio en los 132$. Entre algunos de los accionistas más importantes podemos encontrar a The Vanguar Group con un 7,38%, SSgA Fund management , Inc con un 5,14% o BlackRock Fund Advisors con un 4,78%..
Actualmente su mayor crecimiento se centra en países como China, Italia, Corea del Sur, Polonia, Rusia, España y Suiza. Sus ventas en 2016 han alcanzado los 24.622 millones de dólares un 0,13% más que en 2015. El EBITDA se dispara hasta los 8.087 millones de dólares y su EPS hasta los 5,44$. Estos datos todavía son provisionales a la espera del resultado final del 2016. El dividendo por acción ha pasado de los 3,28$ en el 2014 hasta los 3,61 en 2016, pero se espera que esta siga aumentado y este 2017 podría el dividiendo alcanzar los 3,79$. El cash flow por acción durante el 2015 fue de 6,92$, para este 2016 todavía no hay un dato definitivo, para el 2017 se espera un incremento hasta los 8,06$.

Centrándome en el análisis técnico en 2015 alcanzaba un mínimo en los 87,50$. Este fue el punto de inflexión a un movimiento iniciado en 2013 dentro de un patrón chartista, conocido como trompeta descendente. Pero no sería hasta octubre cuando se produjo la ruptura alcista del citado patrón chartista, dándonos un objetivo teórico mínimo en los 122,52$. Objetivo que se alcanzó rápidamente y no se detendría los ascensos hasta los 131,96$ en mayo del 2016. Así desde los mínimos del 2015 hasta el máximo del 2016 el precio de la acción se apreció un 50,81% en solo 8 meses. El citado 131,96 $ máximo histórico fue el punto de inflexión que condujo a una oleada de ventas provocado por la devaluación de la divisa China y que no se detendría hasta octubre del 2016 tras marcar un mínimo anual en los 110,33$. Pero con la victoria contra todo pronóstico de Donald Trump la acción comenzó nuevamente un movimiento alcista y en la sesión del 28 de febrero cerraba en los 127,65$.

A principios de febrero de este año se activaba un segundo impulso alcista de Fibonacci con objetivo en los 132,98$. Es decir estamos ante un objetivo que coincide con el pronóstico de los analistas por fundamentales, situación que suele darse con asiduidad a pesar de los recelos existentes entre quienes se basan en el análisis técnico y el fundamental. De esta forma tenemos una tendencia alcista, sin discusión alguna y por ende hay que mantener posiciones largas. Un gran revulsivo de mira al largo plazo sería que el precio cerrara en gráfico semanal por encima de los 131,96 este hecho reactivaría la tendencia alcista de largo plazo y nos podría conducir hacia un objetivo mucho más ambicioso en los 166,36$, pero no muy descabellado pues el objetivo más alto al que podría dirigirse el precio, según el análisis fundamental serían los 162$. Aunque insisto esto es un objetivo solo apto para inversores de largo plazo.
Para concluir una recomendaciones sobre stop loss, si vais a corto plazo lo mejor sería cerrar posiciones si el precio cae por debajo de los 118, 18$ y si estáis en el medio plazo deberíais cerrar si se pierden los 113,54$ y para los que estáis a largo plazo la perdida de los 102$ sería una señal inequívoca para cerrar posiciones.  Mientras esto no ocurra debéis operar a favor de la tendencia y aprovechar las correcciones para aumentar posición o bien entrar pero debéis ceñiros a los stop loss comentados anteriormente.

El gráfico adjunto a este artículo es semanal y en escala logarítmica.

domingo, 26 de febrero de 2017

Volkswagen contra las cuerdas en el corto plazo.


Volkswagen se ha convertido recientemente en el mayor fabricante de automóviles del mundo, tras una encarnizada lucha con su gran rival la japonesa Toyota. Aunque la marca alemana sigue estando muy por debajo de los beneficios obtenidos por el fabricante japonés. No obstante, su proyecto “TOGETHER – Strategy 2025” sigue adelante con paso firme, cuyo objetivo es ser el líder tecnológico en fabricación de vehículos, soluciones de movilidad innovadores y un referente a seguir cuando se trata de medio ambiente, seguridad e integridad.
En los primeros nueve meses del 2016 obtuvo unos beneficios operativos de 11.300 millones de euros un 10,5% más que en los primeros 9 meses del 2015. En el mismo periodo ha vendido 3,2 millones de coches, algo por debajo del 2015 pero esto es debido a los problemas acarreados por el escándalo “diésel” o también llamado “emisiones”.
El año 2015 fue un total desastre para la cotización de Volkswagen que no pudo escapar del tsunami procedente de China, con una devaluación de su divisa que pillo a los mercados de renta variable en paños menores y por si no fuera poco los rumores de una hipotética subida de tipo de interés por parte de la Fed provocaba otro nuevo tsunami para la renta variable. Si estos dos grandes revulsivos que pusieron patas arriba a la renta variable a nivel global no fueron poco Volkswagen en septiembre puso el acelerador al conocerse que había manipulado los datos de emisión de sus vehículos. Durante ese mes el precio de acción se desplomo un 37,04%. Si esta cifra ya resulta de pánico les diré que en solo 6 meses las perdidas iniciadas con la devaluación de la divisa China provoco una depreciación del 62,60%. Pasando de marcar un máximo en 2015 en los 254€ a los 95€, mínimo anual.
Desde los mínimos del 2015 el precio de la cotización ha ido moviéndose con fuertes vaivenes, es decir fuertes subidas y a continuación grandes caídas. Aunque a pesar de estos vaivenes que a más de un inversor habrá mareado el precio de la acción ha ido ascendiendo. Pasando de los mencionados 95€ mínimo del 2015 a cotizar 157,40€ máximo anual (2017), el pasado 25 de enero. Pero como viene siendo habitual en este valor todo lo que sube debe de bajar y así sucedió, desde el máximo citado anteriormente. Dirigiéndose el precio de la acción hacia la importante zona de soporte en los 142€ - 144,70€. No quiero dejarme atrás que desde diciembre del 2015 hasta principios de enero del 2017 el precio se ha ido moviendo en un triángulo ascendente, como podrán apreciar en el gráfico diario adjunto a este artículo.
Como comentaba a principios de enero rompía la zona de soporte del triángulo ascendente y esto nos deja un objetivo teórico sobre los 182€. Sin olvidar que según Bloomberg el consenso de analistas que siguen este valor le dan un precio objetivo alto en los 200€ y una recomendación de mantener. La tendencia principal es alcista, la tendencia de medio plazo es alcista  y solo en el corto plazo tenemos una tendencia bajista. Los bajistas desde principios de febrero están presionando la zona de soporte de los 142€ - 144,70€ (antigua zona de resistencia del triángulo) y en la última semana los ataques a la banda superior del soporte han termino difuminándose ante la resistencia de los alcistas.

jueves, 23 de febrero de 2017

Análisis Técnico de United Technologies Corp.


United Technologies (UTX) es una corporación, con sede en los Estados Unidos, cotiza en el NYSE y se dedica a proporcionar productos de alta tecnología y servicios para la construcción de sistemas, industria aeroespacial y defensa militar. Su negocio se fragmenta en 4 segmentos: Otis; UTC Climate, Controls & Security; Pratt & Whitney y UTC Aerospace Systems.

En los últimos doce meses se ha revalorizado su acción un 22,37%. La recomendación de consenso de los analistas que siguen este valor es de mantener, aunque las recomendaciones de compra son varias. El objetivo medio de consenso es de 118$, aunque la estimación más alta esta en los 130$. Para este 2017 se espera un dividendo bruto de 2,81$ (sin confirmar), el pasado 2016 fue de 2,62$ en cuatro pagos. Debo de indicar que el dividendo ha ido creciendo paulatinamente año tras año.

Centrándome en el análisis técnico, Lo primero que debo decir es que la tendencia es alcista. Tras un 2015 desastroso en la cual corrió igual suerte que el resto de la renta variable a nivel global. Eso sí, ese año alcanzaba su máximo histórico en los 124,45$, a continuación, como mencionaba anteriormente se desplomaría hasta llegar al 83,99 $ mínimo anual en 2016. Este fue el punto de inflexión, despidiéndose de la tendencia bajista y ese mismo año cerraría con una apreciación del 14,10%.

El pasado mes de diciembre se activaba un segundo impulso alcista, con objetivo en los 124$. Esto sería una vuelta a su máximo histórico (2015). Así que para los que están dentro mi recomendación es mantener posiciones largas pues la tendencia es alcista y basándonos en el análisis técnico debemos de ir siempre a favor de la tendencia y mantener posición mientras la tendencia no cambie o muestre señales de agotamiento. Por otro lado, tenemos una señal de compra tras la activación del segundo impulso alcista de Fibonacci.

Ya solo nos resta colocar nuestro stop loss, lo colocaremos por debajo de los 97,62$ bien al tick o un cierre diario para los inversores más conservadores. Para aquellos que están largos, orientados al corto plazo os aconsejo colocar el stop loss por debajo de los 106,85$ al tick. Como consejo recomiendo a quienes quieran entrar largos (comprar) en este valor aprovechar las correcciones para comprar o bien hacer una compra ahora del 50% y cuando el precio decida corregir comprar con el otro 50%.
El gráfico adjunto es mensual.


domingo, 8 de enero de 2017

Indra: la estructura alcista sigue vigente.


A finales del 2014 ponía punto y final a las fuertes caídas que se iniciaron en el mes de abril.  Tal fue la oleada de pánico entre esos meses, del citado 2014, que la acción se desplomo un 48,23%. Esta situación se asemejaba bastante a la ocurrida entre los años 2011 y 2012. Ciertamente entre el 2012 y 2014 hubo una tendencia alcista perfecta y cuya subida fue casi en vertical pasando la acción de marcar un mínimo en los 5,67€ a marcar un máximo en los 14,66€. Estamos hablando de una apreciación de un 158,55%, recordándonos los buenos tiempos de la época del desenfreno de la burbuja de la construcción.

No obstante, y a pesar de la fuerte subida que le condujo en 2014 a cotizar a los niveles de máximos históricos del 2007 un nuevo terremoto bajista se iniciaba tras una formación en gráfico mensual, de un patrón bajista de velas japonesas, de nombre Harami bajista, en la zona de los 14,08€ - 14,80€, que actuaba con contundencia como zona de resistencia. Situación muy bien aprovechada por los bajistas hasta que llegaron a bajar el precio de la acción hasta los 7,46€.

 A pesar de esta contundencia por parte de los bajistas se podía observar como en gráfico mensual el precio aunque cayó por debajo de los 8€ en ninguna de las tres velas mensuales consiguieron los bajistas un cierre mensual por debajo de los mencionados 8€. Esto era una clara señal de que el movimiento bajista estaba dando sus últimos coletazos y así fue finalmente.

Comenzando en enero del 2015  un primer trimestre fantástico para los alcistas pero el sueño duro poco pues los 11€ fue nivel de resistencia durante ese año y a pesar de numerosos intentos por doblegar los 11€, jamás se consiguió en cierre mensual. Y nuevamente la debilidad alcista fue aprovechada por los bajistas que nuevamente y durante los meses de enero y febrero del 2016 volvieron a fracasar a la hora de conseguir un cierre mensual por debajo de los 8€ y las mechas inferiores nos volvían a indicar al igual que ocurrió entre finales del 2014 y principios del 2015 que las manos fuertes no iban a permitir que Indra cayera en cierre mensual por debajo de los 8€

Esto propicio un fuerte movimiento alcista durante el mes de marzo del 2016, amparado por un doble suelo en gráfico mensual, cuyos mínimos ya he mencionado anteriormente. Confirmando dicho patrón en agosto de ese mismo año, marcando un objetivo teórico en los 15,40€. Por fin parecía sonreírle la buena fortuna a Indra y más cuando presento los resultados de los primeros nueve meses que por fin volvía la empresa a entrar en beneficios. Pero la alegría duro bien poco al tropezarse con la zona de resistencia de los 12,50€. Dando lugar a una nueva oleada bajista, durante los meses de octubre a noviembre, no pudiendo disfrutar de los fuertes ascensos que tuvo la renta variable a nivel global tras la victoria en Estados Unidos del candidato republicano Donald Trump.

A pesar de ese nuevo traspiés en diciembre se apuntaba al rally navideño consiguiendo terminar el año en los 10,47€ y tras todo un año de vaivenes la acción terminaba con una apreciación anual del 20,07%, recordándoles que el IBEX cerraba el 2016 con una pérdida del 2%.  Así en este momento puedo decir que Indra mantiene una estructura alcista con máximos y mínimos ascendentes y mientras el precio no caiga por debajo de los 8,40€ deberíamos mantener posición  o bien comprar ciñéndonos a lo que los anglosajones llaman buy on dips, es decir, comprar en las correcciones, cerrando posición si el precio cae por debajo de los 9,35€ para aquellos que vais a corto plazo.

Ahora mismo lo fundamental es que los alcistas consigan doblegar los 11€ de lo contrario los bajistas podrían aparecer en escena como hicieron en el 2015. Para aquellos que queráis comprar con la idea de una estrategia de largo plazo os aconsejaría cerrar posición si el precio en mensual cae por debajo de los 8€, algo que los bajistas no consiguieron tras numerosos intentos durante el 2015 y 2016  o en su caso no cerrar mientras en cierre mensual el precio no cierre por debajo de los 7,43€ que es la banda inferior de la zona de soporte.

Si esto ocurriera sí que nos podemos despedir definitivamente de que el precio se dirija hacia los 15,40€ como objetivo teórico por doble suelo y les comentaré que los analistas que siguen este valor mantiene un objetivo para los próximos doce meses en los 14,72€ es decir una vuelta a máximos históricos, donde tenemos la importante zona de resistencia, además la recomendación ha pasado de infraponderar a mantener. Pero insisto la estructura alcista iniciada en 2016 se mantiene vigente y por tanto hay que mantener posición y aprovechar las correcciones para comprar pero respetando los niveles que os he ido dando anteriormente.

El Gráfico de Indra adjunto es mensual.